Mi dulce Reina de las Hadas

Mi dueña Reina de las hadas
de los terrones de canela
que silbas a mi oído
cuando te siento y no veo
creándome nuevas fantasías
con el movimiento de tus manos
dibujando tus sueños en el aire
y que mañana será una nueva poesía.

Tú me cantaste la primera canción al oído
para que me durmiera de una vez
en mis largos desvelos entre sus pechos
y repitiendo versos olvidados.
Cansado de la vida y de todo que no fuera tú y yo
quise repetir tus canciones
una vez y salieron poemas de amor y protección.

Reina de las misteriosas hadas diurnas
cuidaron con cariño de tus pies
los mismos que ahora marcan el camino de los míos
hacia paisajes nuevos
de silencios y provocación que no controlo
allanando el suelo de donde crecerán dulces margaritas.
Y me preguntas por qué tanta rabia en mi corazón
Por qué me voy con el último gato del callejón a descubrir
los nuevos mundos que están a punto de ser tragados
por la nada y la miseria de tanta ignorancia.

Tanta rabia? Déjame que te cuente algo de mi....

La rabia probablemente venga
de haber escuchado durante más de una década
que era un retrasado mental en el colegio
y haberme encerrado, lo recuerdo, si,
en el cuartucho oscuro de la limpieza
recuerdo mis gritos desesperados con cinco años
y años después los mismos maestros
humillarme delante de todos los compañeros,
y yo me creía morir,
cómo un pobre chico que no daba más de si.

Después vendrían los sacerdotes cariñosos
los profesores laicos más cariñosos que los anteriores
haciendo cola para haber quien daba la vez
todo era una cuestión de tiempo una cuestión de recursos
Nueva Orleans en Padre Damián, Qué maravilla...!!!

Qué asco...

La rabia es contenida pero nunca pasajera
si hubiera podido devolverla en su momento,
Qué hubiera quedado de ellos???

Mis padres se separaban en cruenta pelea
salpicando a los espectadores de su sangre
Joe Louis contra Marcel Mercan.

La lucha magnífica y la pelea magistral
pero al final ganó el dinero y la premura de la muerte.

Leí y estudié por mi cuenta aquello que me negaban
un poco de aquí un poco de allá
las bibliotecas públicas
los museos la filmoteca no eran ningún misterio para mi
y había que profundizar
entrar en las entrañas de todo aquello
que me prohibían y que me daban los libros el arte y las películas.

Después se fue ella siguiendo un nuevo camino
su nombre en voz baja era una plegaria y al gritarlo
un poema desangrante patológico un nuevo paciente
de psiconálisis y fármacos. Sal de tu blues nocturno
me decían, la soledad y beber y fumar ( lo que fuera)
siempre pensando en pretérito.

Y sabes? Mientras yo tenía mi mundo personal
ni mejor ni peor simplemente personal
la gente se respetaba y comprendía
y yo podía escribir sobre ellos sin que me vieran.

En aquel paraíso donde pasaba lo de siempre
todo iba bien
y sonaba Dylan, los Rolling Stone, los Beatles
y mientras ellos hablaban
yo les miraba y cuando asentían
tenía una puta canción de los Doors en la cabeza
que me acercaban mi chupito
o lo que fuera siempre cerca de mi boli y el papel ...
Y así les dibujé y redibujé en caricaturas grotescas
en lo más puro que a nadie habían dicho.

Entonces encontré a quien me recordó a mi mismo
y le dí fuego
y tras sonreír entendí que debía hacer historia de mi vida.

Esta noche en éste banco
en mitad de la Gran Vía me haces una entrevista
y te quejas de que no hable de mi....

Y puedo pensar que nadie me seguiría en éste tango eterno
- pero te equivocas-
no deberías tomarme tan en serio
porque el hoy el pasado y el mañana
se confunden con el presente....

Cuánto tiempo ha pasado...?
El día que lo recordé se parecía mucho al de hoy,

eso me parecía entonces....


... y ahora bailaría contigo toda la noche
pero no me queda fuego en las manos.

Carne del pensamiento más tierno;
debo cuidar de no perderte
soy de fiar:
y te necesito.

Comentarios

  1. Los niños pequeños creen en cuentos,
    los mayores, los protagonizan.
    Maravilloso poema,
    me gustará leer la segunda parte,
    dentro de algunos años.


    Á.

    ResponderEliminar
  2. Es la transformación del dolor, la incomprensión el sufrimiento y la soledad en una tierna y dulce poesía.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares